facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

July 8, 2011

Los presupuestos son como las dietas: No hay un único método que le sirva a todos; los planes demasiado complicados rara vez duran; y a veces se necesita volver a intentarlo varias veces hasta dar con el método correcto.

Uno de los principales obstáculos es pensar en un presupuesto como en un castigo más que como un medio para alcanzar las metas que uno se impone en la vida. Supongamos que usted sueña con comprarse una casa: El presupuesto no debe ser un recordatorio permanente de que no puede pagar el anticipo, sino más bien una herramienta que lo ayude a identificar a dónde va su dinero cada mes para poder ajustar los gastos – y ahorrar- en consecuencia.

Si es la primera vez que arma un presupuesto, o si no ha tenido éxito con los anteriores, comience despacio. Primero, durante algunos meses, anote cada centavo que gasta: hipoteca/alquiler, servicios, comida, combustible, co-pagos médicos, regalos de cumpleaños, intereses de la tarjeta de crédito, cuotas. No se olvide de incluir los gastos anuales como los seguros y el impuesto a las ganancias. Suena tedioso, pero le garantizo que se asombrará con los resultados.

Al mismo tiempo, realice un seguimiento de sus ingresos. Comparar el dinero que entra con el sale puede ser muy útil. Salir hecho o perder dinero todos los meses puede indicar que debe encontrar una fuente de ingreso adicional y/o modificar sus hábitos de gastos drásticamente.

Herramientas para armar presupuestos. Puede hacerlo con lápiz y papel descargando una plantilla de presupuesto (la “Planilla de Presupuesto” de Google). También hay muchos calculadores de presupuestos interactivos en Internet que lo ayudarán a planificar sus gastos. Habilidades Financieras Prácticas para la Vida, un programa de gestión financiera personal gratuito ofrecido por Visa Inc., ofrece calculadores de presupuestos para todo, desde los gastos escolares y los gastos de vacaciones, hasta la jubilación (www.practicalmoneyskills.com/calculators).

Cuando esté listo para pasar al siguiente nivel, hay muchos paquetes de software y servicios de gestión de cuentas disponibles en Internet – algunos son gratuitos, mientras que otros pueden cobrarle un cargo único o mensual. Los más conocidos son Quicken, Mint.com, Yodlee and Mvelopes. Las prestaciones más comunes que ofrecen son:

  • Consolidación de cuentas – importan los datos de las transacciones y saldos del banco, tarjeta de crédito, cuentas de inversión y otras cuentas a una base de datos común.
  • Transfieren dinero entre cuentas; algunos también permiten pagar las cuentas en línea.
  • Rastrean, categorizan y anotan las transacciones – que también es muy útil para calcular el impuesto a las ganancias.
  • Cuadros y gráficos interactivos que ayudan a visualizar las modificaciones en los hábitos de gastos y ahorros.

Comience anotando sus metas financieras a corto y largo plazo – comprar un auto nuevo o mudarse de casa, ahorrar para la jubilación y las vacaciones, pagar deudas, financiar los estudios universitarios, crear un fondo de emergencia, etc. Seguramente no resolverá todos estos problemas financieros de inmediato, pero comenzará a reducirlos; con el tiempo, notará mejoras graduales y tendrá más ganas de seguir adelante.

Estas son algunas sugerencias:

  • Busque los gastos excesivos que pueda recortar o eliminar, al menos temporariamente.
  • Reduzca las primas de los seguros aumentando los deducibles.
  • Pague siempre al menos los saldos mínimos de los préstamos y las tarjetas de crédito para evitar los cargos por mora.
  • Haga una lista de las cuentas ordenadas por tasa de interés y cancele primero las que tengan una tasa mayor.
  • Abra cuentas de ahorro por separado para las diferentes metas a largo plazo y haga que los aportes sean descontados automáticamente de su sueldo o cuenta corriente – aunque sea una pequeña cantidad por mes. No tome dinero prestado de una para pagar gastos de otra, especialmente de sus cuentas de jubilación –las consecuencias fiscales son terribles.

Para más consejos sobre presupuestos, visite www.mymoney.gov, la Fundación Nacional de Asesoramiento Crediticio (www.nfcc.org) y Habilidades Financieras Prácticas para la Vida. (www.practicalmoneyskills.com).

Al armar presupuestos –al igual que las dietas – recuerde el cuento de la tortuga y la liebre: con paciencia y constancia se gana la carrera.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir