facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

January 7, 2011

Si alguien le entregase un billete de $50, probablemente usted no lo dejará olvidado en un cajón. Sin embargo, eso es básicamente lo que sucede con miles de millones de dólares en tarjetas de regalo cada año – la gente las pierde o las olvida, o nunca utiliza su saldo.

Las tarjetas de regalo funcionan de la siguiente manera. Hay dos tipos básicos:

  • Tarjetas de regalo de tiendas, que se pueden utilizar para comprar productos o servicios en un negocio individual o en un grupo de negocios afiliados.
  • Tarjetas de regalo de red, que llevan el logotipo de una red de tarjetas de pago (como ser Visa, MasterCard o American Express) y pueden utilizarse en cualquier lugar que acepte tarjetas de esa red.

La información de la cuenta se almacena en la cinta magnética de la tarjeta. Si no está seguro del saldo restante, pídale al vendedor que pase la tarjeta por el lector, llame al número gratuito que aparece en la tarjeta o verifíquelo en el sitio web proporcionado. Algunas tarjetas con la marca de la tienda pueden recargarse; y la mayoría pueden ser restituidas en caso de robo o extravío – a pesar de que quizás tenga que brindar un comprobante de compra y pagar cargos de reemplazo.

La Ley de Rendición de Cuentas, Responsabilidad y Divulgación de Tarjetas de Crédito de 2009 modificó la legislación para las tarjetas de regalo otorgadas a partir del 22 de agosto de 2010. Esta ley establece que:

  • El dinero que se cargue a las tarjetas de regalo no podrá expirar en un plazo de cinco años a partir de la fecha de compra o hasta que los fondos sean recargados.
  • Si la tarjeta expira pero no sus fondos, usted podrá solicitar un reemplazo gratuito de la tarjeta.
  • Los cargos por inactividad, mantenimiento de cuenta y servicio no se podrán cobrar hasta transcurridos 12 meses de inactividad; después de eso, sólo se podrá deducir una cuota del saldo por mes. (Quedan exentos los cargos de activación o reemplazo por robo o extravío.)
  • Los cargos deberán estar claramente especificados en la tarjeta o en su embalaje.

A continuación, algunos consejos para que aproveche al máximo sus tarjetas de regalo:

  • Úselas rápidamente; cuanto más tarde, mayor será la probabilidad de que la olvide o la extravíe.
  • Considérelas dinero en efectivo; y escriba el número de cuenta y el número gratuito para informar el robo o extravío de las tarjetas.
  • Consulte si la tienda acepta la tarjeta para compras por internet, si ése es su método de compra preferido.
  • Asegúrese de utilizar todo el saldo de la cuenta o consulte si se realizan reembolsos en efectivo. Quizás pueda utilizar varias tarjetas para una sola compra – por ejemplo, en caso de que posea varias tarjetas de Starbucks con saldos reducidos.

Si no le interesa una tienda en particular, considere en intercambiar tarjetas con sus amigos. También puede consultar algunos sitios web que surgieron recientemente en los cuales puede comprar, vender o intercambiar determinados tipos de tarjetas de regalo tales como CardHub (www.cardhub.com), Plastic Jungle (www.plasticjungle.com) y Swapagift.com (www.swapagift.com). Sólo asegúrese de entender los cargos o comisiones por registro o transacciones que podrían aplicarse.

Algunas precauciones adicionales:

  • Si tiene una tarjeta de regalo de una tienda y la compañía cesa su actividad comercial, podría perder el derecho al saldo.
  • Tenga cuidado al intercambiar tarjetas con extraños. Por ejemplo, si utiliza un sitio de intercambio de terceros, consulte sus políticas de verificación y averigüe si hay quejas en Better Business Bureau (www.bbb.org).
  • Evite ofertas no solicitadas de tarjetas gratuitas que pueden sonar demasiado bien para ser ciertas. Si sigue enlaces de spam podría poner en peligro su información personal.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir